21 de mayo de 2012

Tictac.

En el momento que te que te das cuenta de que puedes perder, que todo puede irse al traste, marchar para no volver jamás, se desmorona todo y tú solo puedes contemplar entristecido y es que a veces las cosas no son tan fáciles como parecen; Opinar desde fuera es muy sencillo, pero solo porque no se está en la situación, ni siquiera puedes imaginar una hipótesis, porque cada persona es un mundo, y nadie siente de forma idéntica. Tampoco podrás predecir pensamientos, porque justo cuando crees que conoces a alguien, y que algo dentro de ti te dice que no te va a defraudar, te sorprende y lo hace y duele más, porque traiciona tu confianza y sentimientos, abusa de ella y te abandona súbitamente, es como cuando esperas un día, un sueño, un momento y nunca llega, entonces se hace demasiado tarde, el alma se cansa de esperar y todo acaba, para siempre.
Que importa lo que piensen, no lo valores, mucho menos cuando ni tú sabes qué diantres quieres, cuando lo sepas, podrás empezar a quejarte, mientras piensa y reflexiona, quizás es lo más útil que puedas hacer.
Pero ten cuidado, mientras tú te dedicas a pensar, el inquietante reloj se ríe de ti, por mucho que intentes que no sea así, las cosas cambian a un ritmo increíble.
Cada circunstancia es diferente, por eso dejo a elección de tu mente el sentido de estas líneas.
Tictac tictac tictac tictac, bueno, que más da, sabemos que esto no es más que un auténtico fracaso.

1 comentario:

Loka98 dijo...

Me encanta. No sé como lo consigues pero cada texto es mejor que el anterior. Espero que el próximo texto no se haga mucho de rogar. Jajaja.
Un beso, Elsa.