14 de junio de 2011

Te estás olvidando de mí.

Quizás ya debería haberme acostumbrado a esto, a la situación distante, pero después de todos estos años, y después de todo lo vivido, y superado, me parece increíble que reacciones de esta manera, quizás lo mas coherente sea asimilar que las cosas no son como antes, que no hay punto de comparación con años atrás, y lo peor, que nada volverá a ser como antes, tendré que aprender a la orden de sí o sí a vivir sin que estés aquí, acostumbrarme a dejar de buscarte por cada rincón de la casa, mientras una parte de mi espera que aparezcas por algún lado, mientras la otra solo quiere que no te olvides de mí. Sé que no leerás esto, pero me da igual, de todas formas, ya deberías saberlo, y aunque no sea así, algo dentro me dice que la situación irá a peor según pase el tiempo, poco a poco las horas, los días o simplemente, situaciones harán que te olvides de mí, hasta el día en que te pierda la pista, y ya no recuerdes lo que significaba tu nombre para mí, y el mio para ti, o al menos, eso último, en tiempo atrás, cuando aún valorabas lo que tenías, hasta que llegue un día en el que te levantes, y des cuenta, de que una parte de tu vida se fue, pero para entonces, será tarde, muy tarde...
Alomejor tu no eres consciente, pero estás descuidando todo esto, por un motivo o por otro, se te está olvidando todo, siempre tienes una escusa diferente, alguna barrera que no estaba y que quieres colocar, pero no te das cuenta de que ya hay bastantes, y la mas importante es la puta distancia, aunque al parecer, a ti te da lo mismo. Y mientas tu no te das cuenta de nada, y sigues tan normal, yo sufro, porque me jode no poder verte, no poder abrazarte cada vez que tengo ganas, o simplemente, que no seas consciente ni de la mitad de lo que te quiero. Durante años viví con un miedo terrible a esto, a pasar por esta situación, porque sabía que no iba a ser capaz de soportarla, y ahora, ahora que me toca sufrirlo en presente, y en carne propia, me doy cuenta de que es mucho mas complicado de lo que ya parecía.
Lo único que te pido es que seas capaz de ponerte en mi situación, que tu no me necesites, que no me busques por cada parte del mundo, que no mires mi foto cada día, no quiere decir que yo actúe de una forma idéntica o similar, sino todo lo contrario, de echo, si no lo hiciese, creo que no viviría, si ya me es difícil continuar sin tu presencia y apoyo, como para hacerlo también sin tu recuerdo... No hay día en el que no recuerde un momento nuestro, una noche que no llore anhelandote sabiendo que si me levanto y te busco, no vas a estar, claro, como olvidar el día en que te fuiste, continuo recordándolo todo como un paraíso, como un paraíso que no volverá, jamás habrá paraíso tan perfecto como el que había cuando tu estabas aquí, mientras que ahora se derrumba, las piedras se deshacen con el contacto del suelo, el polo sur choca con el polo norte, el cielo es verde y la hierba azul, los adultos juegan tranquilos mientras los niños viven con un nivel de estrés excesivo tu ni cuenta te das de lo que pasa, pero en fin. Es lo que hay, al fin y al cabo siempre acabas resumiendo todo así. Pensando que todo es así de simple, mientras caes en un franco error.
Me vuelvo a colgar de los hilos del pasado para no caer en el vacío del presente, el presente sin ti.

Gracias por leer, recuerda que tu fidelidad me hace feliz, no olvides dejar tu comentario, opinar sobre esta entrada.
Me gustaría recomendarte también la lectura de esta otra entrada de mi blog: La cuestión es saber vivir poco a poco.
Un besito, Babi

No hay comentarios: